¡FELIZ DÍA, PAPÁ!

 

¿Cuántas veces hemos contado con un abrazo de papá que te llena de valentía para realizar cualquier actividad? Son ustedes los que nos llenan de valentía, fuerza y entusiasmo. Gracias papá por cada abrazo cuando mi corazón no está feliz, por cada beso de buenas noches antes de ir a la cama para poder tener los mejores sueños, por las largas conversaciones que hacen que mi confianza en ti cada día sea más grande. Te doy las gracias por ser el mejor papá del mundo y porque siempre tendré presente los aprendizajes que me das.

En estos tiempos queremos seguir en contacto contigo si nos necesitas llámanos o escríbenos