Hoy en día los espacios verdes en las zonas urbanas son pocos y se reducen cada vez más, lo que ha generado una inquietud sobre los efectos en la calidad de vida y el desarrollo integral de los niños. Los padres reconocen la importancia de vivir rodeados de naturaleza, es por ésto, que buscan colegios campestres en los que sus hijos puedan disfrutar de los beneficios que este entorno les ofrece.

Bogotá, en los últimos meses, ha estado en alerta ambiental por el alto nivel de contaminación. Los colegios que están a las afueras de la ciudad tienen un menor riesgo y efecto sobre esta situación, mejorando aspectos de salud y aprendizaje de los niños.

Conoce a continuación, los beneficios que brinda un colegio campestre.

1. Salud física

La relación cercana y continua de un niño con la naturaleza genera un impacto significativo en su salud. Así mismo, los colegios campestres suelen tener amplios espacios, lo cual, les facilita mantenerse activos (lo que contribuye a una óptima presión arterial), tan sólo el desplazarse de un lugar a otro, implica caminar y moverse generando una actividad física constante que evita el sedentarismo.

Al contar con amplios espacios al aire libre estimula la práctica de diferentes deportes y ofrece diversos espacios adecuados para el desarrollo de estas actividades; canchas de baloncesto, voleibol, fútbol, entre otros.

Entre más árboles cubran el colegio, menor será la contaminación, reduciendo la concentración de partículas finas, las cuales afectan principalmente a los pulmones causando enfermedades respiratorias.

2. Salud mental

Regularmente, los colegios campestres, por sus características, permiten respirar aire más puro y limpio, ya que éste tiene menor concentración de óxido de nitrógeno. Esta sustancia incide, en mayor medida, en niños y jóvenes a adquirir trastornos mentales como la paranoia. Adicionalmente, en los ambientes urbanos los niños están más propensos a vivir experiencias con drogas (sustancias psicoactivas) y alcohol.

3. Estimula la creatividad

Cuando un niño se encuentra rodeado de grandes espacios abiertos y verdes, su capacidad de descubrimiento y asombro aumenta, ya que promueve el interés y curiosidad por conocer y aprender sobre temas nuevos de su entorno. También estará expuesto a situaciones espontáneas que incidirán en la generación de nuevas ideas, estimulación de la imaginación y resolución de conflictos.

4. Aumenta el desarrollo cerebral

Cuando los niños permanecen largos periodos de tiempo rodeados de zonas verdes ocurren cambios positivos en su estructura cerebral. Esto sucede, porque hay menor contacto con un ambiente cargado de polución, lo que produce un incremento en la producción de materia gris y blanca en el cerebro, las cuales, se relacionan directamente con la parte cognitiva de una persona.

Así mismo, esto impacta en la concentración, retención de información y atención de un niño. Del mismo modo, físicamente el niño tendrá mayor disposición para aprender, logrando finalmente unos óptimos resultados académicos.

5. En el aprendizaje

La sintonía y conexión entre el espacio y el aprendizaje es fundamental para obtener los resultados esperados en la educación de los niños, puesto que la apariencia estética, fluidez y habitabilidad de un lugar influye en la educación. De la misma manera, el espacio donde se desenvuelve el niño tiene un rol significativo en su proceso pedagógico.

Como lo expresa la inspiración Reggio Emilia, el espacio es el tercer maestro en el desarrollo escolar. Las aulas, pasillos y demás áreas del colegio deben estimular a los niños a vivir un aprendizaje experimental, comunicativo e investigativo. El entorno donde convive el niño debe ser un elemento dentro de su proceso, que lo convierta en el protagonista de su formación.

Así, estos beneficios demuestran que la mejor alternativa para tu hijo es estudiar en un colegio campestre, ya que este espacio le ofrecerá el bienestar necesario para su crecimiento. Los espacios verdes impactan cada aspecto de su desarrollo intelectual, social y motriz, siendo un factor determinante en su adultez.

 

En estos tiempos queremos seguir en contacto contigo si nos necesitas llámanos o escríbenos